Atrás

Expertos, científicos y educadores piden reforzar la salud comunitaria

Especialistas reiteraron su preocupación por el colapso sanitario y el abandono de territorios vulnerables.

En el marco del Foro Virtual Internacional en Salud Comunitaria, expertos nacionales e internacionales hicieron un balance de la situación sanitaria del mundo, principalmente de Latinoamérica, resaltando que los más afectados con la pandemia han sido los territorios vulnerables y los trabajadores al pasar de un escenario presencial a uno 100% virtual. 

Igualmente, subrayaron el colapso sanitario por la falta de estrategias para afrontar enfermedades virales, como la del Covid-19, y los efectos, tanto positivos como negativos que ha dejado el aislamiento preventivo y obligatorio en las personas frente a la salud, lo laboral, social, e incluso económico.

Para el licenciado en Medicina y Cirugía, Alejandro Adán Ayala (México), existe una gran preocupación sobre los programas sociales y de la salud que no se han abordado adecuadamente en los territorios por falta de estrategias y acciones contundentes, que por el contrario han hecho que profesionales estén distanciados, a menudo ausentes, sin conocer las realidades de las comunidades y desperdiciando los recursos que afectan la prestación de forma oportuna, segura e integral de los servicios. 

Según el experto, ante este panorama, la salud necesita con urgencia estar en la línea de la creación de mecanismos de financiación innovadores, colaboración intersectorial, capacitación transformadora bio-social y de abogacía, así como participación de agentes de cambio con vías más concretas de carrera profesional, para lograr un sistema transformador, liderado por las comunidades a la vanguardia de su salud y desarrollo propio.

“En medio de una pandemia los centros de salud, principalmente en espacios menos favorecidos, necesitan tener herramientas para atender y responder a corto plazo, telemedicina para consulta digital y personalizada en atención primaria, espacios de salud seguros para los profesionales y ciudadanos, entre otros... Lo que más se necesita es retomar el modelo de la medicina en contacto, con todos los cuidados que se deben de tener, para evitar un mundo con más distanciamiento social y fragmentación”. 

 

 

Por su parte el doctor en Medicina, Lino Carmenate Milián (Honduras), habló de la atención primara para el fortalecimiento de estrategias que implementen una medicina comunitaria con acceso, oportunidad y calidad, pidiendo que en tiempos de coronavirus sea indispensable y de principal atención en los países, al permitir un acompañamiento oportuno a los más afectados y una reconstrucción efectiva en los sistemas de salud rotos y colapsados.

“¿Por qué es importante cuando hablamos de salud comunitaria hablar de atención primaria? Porque pretende ser ese conjunto de intervenciones sanitarias prioritarias para poblaciones específicas, locales, y por supuesto, porque es un componente esencial del desarrollo humano en las esferas económicas, sociales y políticas. Además, porque permite establecer una respuesta eficaz y oportuna para detener la transmisión del SARS-CoV2 e intentar mantener los principales servicios desde la promoción y la prevención hasta el tratamiento, rehabilitación y cuidados paliativos de la población”.  

Otra de las solicitudes que necesita ser revisada y tomada en cuenta para generar cambios radicales, es la relacionada con la salud de las trabajadoras y la brecha de género, al considerarse, según el ergónomo Igor Bello (Venezuela), una disrupción en la pandemia que ha aumentado los casos de violencia intrafamiliar y ampliado la situación de precariedad en la salud, lo laboral, económico y social, desde espacios como la ruralidad y lo virtual, del grupo femenino en el mundo.

“No podemos decir que el trabajo sea negativo, sino que la manera en cómo se ha abordado de forma emergente ha causado esta insatisfacción. Hemos visto una pandemia paralela con más de 243 millones de mujeres entre 15 y 49 años experimentando violencia sexual o física, complicando factores como el sueño, desbalance entre la vida laboral y familiar, y exacerbando esa violencia desde el estrés económico, precarización de la vida, sector informal, mujer migrante, aislamiento con los abusadores y espacios públicos desiertos.

Ante todo, lo expuesto, no nos queda más sino exigir y asumir retos, como fomentar la industria del autocuidado, cobertura de seguridad social, fuentes de empleo e independencia, protección del Estado, más acceso en todo sentido, y finalmente entender mejor el problema social y comunitario, para medirlo y ofrecer las soluciones en cada caso, convirtiendo promesas en acciones”.

Por último, los científicos, médicos, investigadores y docentes invitados al evento liderado por las universidades San Martín y UNIMINUTO, aseguraron que se debe generar un mayor interés y acciones en la salud desde esferas como el derecho fundamental, el teletrabajo y trabajo en casa, en lo mental, frente a su promoción en el contexto de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles -ODS-, desde modelos de atención en la ruralidad, etc., para aportar a la protección, mejoramiento y mantenimiento de la población. 

 

 


Actualidad

Bienvenida

Presentación Decano Ciencias Empresariales
Presentación Directora Administración en Seguridad y Salud en el Trabajo

Noticias