Atrás

Criptoactivos, nueva modalidad para lavar dinero

Especialistas y administradores financieros debatieron sobre el papel de la moneda en la economía del país.

 

No es fácil hablar de bitcoins y de otras monedas virtuales (criptoactivos o criptomonedas), cuando en algunas ocasiones no se aprecia el valor del dinero como componente importante en la economía del país, sin embargo, hoy en día es un tema que se encuentra en furor por su alcance de inversión y su modelo de fácil y rápida transacción.

Las criptomonedas son una nueva manera para realizar pagos rápidos, aumentar el patrimonio a través de la inversión, y adquirir bienes y servicios dentro y fuera de Colombia. Pero, según advierte Carlos Andrés Camargo, de la Superintendencia Financiera de Colombia, por otra parte, al hacer uso de ellas, se estaría incurriendo en el riesgo de la pérdida del capital, iliquidez y transparencia en los mercados sujetos a supervisión.

Es decir, de acuerdo con el funcionario durante el “Café con Egresados” de los programas de Administración Financiera y Especialización en Gerencia Financiera, los ciudadanos al hacer uso de los criptoactivos no tienen garantías ni protección del Estado o entidades financieras ante las posibles pérdidas e incluso podrían ser víctimas o victimarios de delitos de ciberseguridad.

“Los criptoactivos están impactando fuertemente el sistema económico no solo del país sino del mundo entero, por su oferta y demanda sin regulación e igualmente por su falta de valor intrínseco, es decir, un billete o moneda en físico… A ello se le suma la nueva modalidad de los criminales para el lavado de activos en los que hacen uso y aprovechamiento de los avances sociales, económicos y tecnológicos para cometer sus fechorías”.

 

 

Frente al lavado de activos en el escenario digital, las criptomonedas se convierten en uno de los mayores riesgos, ya que no existe un sistema en el cual se pueda hacer seguimiento del dinero, pasando el delincuente por el anonimato, “inventando nuevas maneras para lavar la plata” e integrando el delito a la economía formal y global.

“El lavado de activos se constituye como una actividad en el que el criminal pretende darle apariencia de legalidad a recursos obtenidos como fruto de uno o varios delitos que provienen de tráfico de inmigrantes, trata de personas, extorsión, secuestro extorsivo… Generalmente la modalidad más usada por los delincuentes es a través de un negocio fachada manejando grandes cantidades de efectivo y depositándolo en entidades bancarias”.

Según el experto, al estar el dinero ilegal inmerso en instituciones financieras supervisadas se mezcla en la economía de la nación y se generan grandes consecuencias negativas, trayendo consigo el aumento de la criminalidad, el deterioro del orden público, la corrupción del mismo y el detrimento de la reputación del país lo que afecta las inversiones internacionales y la confianza financiera mundial y nacional.

“Como entidad de supervisión estamos alerta al fenómeno social y cultural que está emergiendo, que mueve la atención de las personas y de la economía… Debemos prevenir el lavado de activos evitando caer en manos criminales, no entregando el dinero a terceros a cambio de pago de intereses e interactuando únicamente con establecimientos de crédito sometidas a la supervisión del Estado”, puntualizó Camargo.

 


Actualidad

Bienvenida

Presentación Decano Ciencias Empresariales
Presentación Directora Especialización Gerencia Financiera

Noticias