Atrás

Verdades sobre la vacuna del COVID-19

Con la llegada de los primeros lotes de vacuna en el mes de febrero, Colombia inició con su plan de vacunación, lo cual ha generado una serie de inquietudes e inseguridades.

La pregunta principal es: ¿la vacuna tiene efectos secundarios en el cuerpo?

La respuesta a esta inquietud la tiene Ana María Gómez, auxiliar de enfermería del Hospital General de Medellín, quién dice que sí pueden existir efectos, pero son menores e iguales a los de cualquier vacuna: la vacuna del COVID-19, como todas las vacunas, tiene un riesgo y puede tener un efecto secundario, entre ellos está el dolor en el sitio de la aplicación, algunas personas pueden presentar una reacción alérgica al componente de la vacuna, pero para eso se hace un proceso seguro.

De acuerdo con la comunidad científica, las vacunas son completamente seguras y pasaron por una fase preclínica de pruebas con animales y una fase clínica con personas voluntarias, a quienes les harán seguimiento durante años.

Además, tienen una eficiencia comprobada entre el 62 % y 95 % y, según el laboratorio fabricante, su aplicación podrá ser de una a dos dosis, como lo explican en la Revista 5 Sentidos de Sura, la cual basa su contenido en tendencias y riesgos.

Otra de las dudas que ha generado el proceso de inmunización, es ¿después de vacunarse es necesario ponerse el tapabocas? La respuesta es sí, ya que como lo han indicado desde el Ministerio de Salud, el uso de la mascarilla y los demás protocolos de bioseguridad siguen vigentes, puesto que todavía no se tienen conocimientos certeros de cuánto tiempo dura la protección contra el virus en personas vacunadas.

Por otra parte, cabe señalar que este proceso está dividido en dos fases y cinco etapas. según el Ministerio de Salud “el objetivo en el Plan Nacional de Vacunación contra el COVID-19 es en su primera fase reducir la mortalidad y la incidencia de casos graves por este virus, así como proteger a los trabajadores de la salud; mientras que en la segunda fase es reducir el contagio para generar inmunidad de rebaño”.

De esta manera, en la primera fase, etapa uno, están siendo vacunados los trabajadores de salud y personal de apoyo de la primera línea de atención y personas mayores de 80 años. En la segunda etapa, están también los trabajadores de la salud y personal de apoyo de segunda y tercera línea de atención. Además, todas las personas de 60 a 79 años de edad.

En la tercera serán vacunadas las personas de 19 a 59 años con comorbilidades (hipertensión, diabetes, insuficiencia renal, VIH, cáncer, tuberculosis, EPOC, asma u obesidad), también los docentes de educación básica y secundaria.

Ya en la segunda fase, etapa 4 y 5, vacunarán a los cuidadores institucionales, población en ocupaciones y situaciones de riesgo y personas entre los 16 y 59 años de edad, que no posean comorbilidades.

Es importante que las personas sigan tomando medidas de autocuidado, continúen con los protocolos de bioseguridad y estén bien informados sobre el proceso de vacunación, sus beneficios y los efectos que la vacuna puede causar, sin recurrir a “mitos” o noticias falsas.

 

Imagen tomada de freepik

Maria Alejandra Soto Hernández

Dirección de Comunicaciones

Rectoría Antioquia-Chocó