Atrás

Propósito de vida ¿Ya te has preguntado por el tuyo?

La mayoría de las personas invierten todo su tiempo en sus trabajos, estudios, o preocupaciones, y nunca se han preguntado cuál es el propósito de su vida. Después de un año complicado como lo fue el 2020, sumándole la adaptación a lo que llaman “nueva normalidad”, llegó el momento de hacerse preguntas como: ¿Mi pareja si es la persona con la que quiero compartir el resto de mi vida?, ¿Sí estoy feliz con lo que soy o con lo que hago?

Esta pandemia llevo a que las personas se cuestionaran muchas cosas y lo que parecía supuestamente claro, ahora ya está en duda. En medio de las preguntas y la incertidumbre pueden llegar momentos de estrés y crisis existenciales. Sin embargo, detrás de todos esos cuestionamientos la pregunta que abarca todas las demás es ¿qué es el propósito de vida?

Según un artículo publicado en la revista 5 Sentidos, el propósito de la vida es la capacidad que tienen las personas de materializar y poner en actos las cosas que sueñan. Es un proceso que no se da de un día para otro y que cambia según las experiencias vitales; también se interconecta con el sentido de vida, el proyecto de vida y la visión de vida.

Además, tener un propósito en la vida le puede ayudar a lograr 5 resultados que son claves para cualquier persona:

  • Tener salud física y emocional
  • Tener bienestar financiero
  • Tener relaciones interpersonales sanas
  • Adaptarte y disfrutar la vida
  • Tener paz interior y exterior en sus acciones

Durante la vida no solo se tiene un propósito, de acuerdo con David Allen, experto en productividad personal, “los propósitos de la vida varían según el medio en que alguien se mueve, las personas que lo rodean, la edad y las situaciones por las que están pasando”. Por otra parte, al momento de cambiar un propósito de vida se debe tener en cuenta que en la toma de decisiones influyen aspectos como la personalidad, el temperamento y el carácter.

Igualmente hay que tener en cuenta la diferencia entre el placer desde lo físico, que se basa en la satisfacción del cuerpo, Por ejemplo, tomar agua cuando tienes sed. La pasión, desde lo emocional, que es un estado de ánimo que tiene una emoción y una duración intensa. Y el propósito desde la trascendencia, donde todo se interconecta. Por lo tanto, el placer es importante por el cuerpo físico, la pasión por lo emocional y el propósito porque lo seres humanos son trascendentes.

Imagen tomada de Revista 5 Sentidos

 

Maria Alejandra Soto Hernández

Dirección de Comunicaciones

Rectoría Antioquia-Chocó