Atrás

Acelerar la transformación digital en Colombia

En los últimos años, Colombia ha mostrado importantes avances en digitalización, sin embargo, sigue contando con retos significativos para obtener el máximo provecho de la economía y la transformación digital, así lo deja entrever el Ranking Mundial de Competitividad Digital, en el cual Colombia ha perdido 3 puestos y es ahora 61. En el top 5 de Latinoamérica, Chile es 41; Brasil, 51; México, 54; Perú, 55; y Argentina, 59.

Este ranking es calculado por el Internacional Institute For Management Development (IMD) y lo realizan con 63 países, sobre la base de 52 criterios que reflejan los 3 factores de competitividad: conocimiento, tecnología y preparación a futuro.

El primero mide los aspectos de talento, formación, educación y concentración científica; el factor de tecnología, hace referencia al marco regulatorio, capital y marco tecnológico y, el último componente, tiene en cuenta las actitudes adaptivas, la agilidad empresarial e integración TIC.

Para el IMD de Suiza, “la competitividad digital es la capacidad de una economía por adoptar y explotar las tecnologías digitales conducentes a la transformación en las practicas gubernamentales, los modelos de negocio y la sociedad en general”.

A pesar de que este Ranking Mundial de Competitividad le otorga al país el antepenúltimo puesto entre los 63 países analizados, Colombia ha tenido importantes avances en la formulación de políticas, marcos normativos y regulatorios para promover y facilitar la transformación digital. Esto, gracias al trabajo que ha hecho el Gobierno, en equipo con el sector privado, destacando el liderazgo y el rol de la Consejería para Asuntos Económicos y la Transformación Digital, como lo señalan en la Revista A.

En abril de 2019, por ejemplo, el presidente Iván Duque inauguró en Medellín el primer centro para la cuarta Revolución Industrial, afiliado al World Economic Forum, en un país de habla hispana.

En este momento, mientras el país continúa en su proceso de reactivación económica, se han identificado desde la Consejería Presidencial 168 proyectos en trasformación digital, que buscan agilidad y cambio en los servicios para el ciudadano. Además, en julio de 2019 se aprobó la Ley 1978, más conocida como la Ley TIC, en la cual se establecen reglas claras para atraer la inversión y, lo mas importante, se crean las condiciones para acelerar y lograr conectar a todos los colombianos a internet.

Algo que fue muy importante, sobre todo en estos tiempos donde se está estudiando y laborando de manera virtual. Gracias a esta ley, alrededor de 20 millones de personas lograron tener acceso a la red.

La emergencia económica y social que atraviesan los países como consecuencia a la pandemia global, a la cual no se escapa Colombia, ha hecho aún más relevante la necesidad de que se convierta en un país digital.

En esta era de la Cuarta Revolución Industrial, los países no se pueden conformar o rezagarse, ya que pueden ser rápidamente superados por el impacto social y económico que traen los cambios exponenciales, generados por las tecnologías en todos los aspectos de vida. Por esto es importante que Colombia y, sobre todo, las empresas y compañías colombianas se digitalicen, ya que si esto no sucede podrían desaparecer.

Finalmente, cabe señalar que, en un mundo que no se detiene, es importante tener como prioridad la transformación digital, ya que esto mejoraría la calidad de vida de todos los colombianos y se aumentaría la productividad para que Colombia crezca y se inserte en las cadenas globales de valor.

Imagen tomada de freepik 

Maria Alejandra Soto Hernández

Dirección de Comunicaciones

Rectoría Antioquia-Chocó