Espacio Becarios

El espíritu de servicio es uno de los principios más representativos de UNIMINUTO; por tanto, los estudiantes becarios se caracterizan por su compromiso y aporte a los objetivos institucionales, siendo embajadores del lema “Que nadie se quede sin servir” insignia de nuestro fundador el Padre Rafael García Herreros.  

A partir de lo anterior, en este espacio se muestran algunas experiencias significativas de los estudiantes becarios de la sede UNIMINUTO Bogotá – presencial. 

 

 

"UNIMINUTO me ayuda a cumplir mis sueños"

La Universidad Minuto de Dios se ha caracterizado siempre por su sello de ayuda y compromiso social, un modelo educativo enfocado al cumplimiento de su misión, que favoreciendo un fácil acceso a una educación superior de calidad, se compromete con una educación para el desarrollo humano y social integral a través de la formación de líderes constituidos como seres humanos íntegros, y profesionales éticos y competentes, para construir un país con igualdad de oportunidades y justicia para todos y todas.

Y es así, partiendo de esa base social, como cada semestre se dispone de un presupuesto cada vez más ambicioso que busca que miles de estudiantes de diversas carreras, puedan continuar con sus estudios y mejorar no solo la calidad de vida de ellos y su familia sino también de la sociedad de la que son participes, es por eso que gracias a esta beca personas como Tatiana o Ana María, están más cerca de cumplir el sueño de ser comunicadoras sociales- periodistas al servicio de una sociedad más justa.

Pero para nadie es un secreto que las universidades privadas, a diferencia de las públicas, no pueden recibir auxilios del gobierno, debido a está prohibido constitucionalmente; así que estás instituciones deben "defenderse" con sus presupuestos, y esos dependen en gran parte de las matrículas que estás representadas en cerca de 90% de los ingresos para estás instituciones. La cantidad de estudiantes que dejaron de matricularse en las universidades del país habría aumentado drásticamente en el 2020 por causa de la pandemia. Así lo deja entrever la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún) en un reciente estudio en el cual analiza el impacto de la emergencia sanitaria en la educación superior.

De acuerdo con las cifras de la organización, la caída de matrículas durante el segundo semestre de 2020 en las universidades que la conforman fue del 11,3 por ciento respecto al mismo periodo de 2019 .Estos datos emergen de una encuesta aplicada a 87 instituciones de educación superior pertenecientes a la asociación, las cuales acogen a 1,3 millones de estudiantes, es decir, el 56 por ciento de la población universitaria.

Es por eso que Tatiana, una estudiante de comunicación social-periodismo a portas de graduarse nos habla sobre su proceso con la beca y el gran sentimiento de afecto que tiene por la Universidad pues ella, asegura de forma contundente que " sin la beca yo no podría seguir con este sueño, pues no cuento con los recursos económicos para pagar toda la matrícula".

Como Tatiana, el caso de Ana María es parecido, la beca que le ofreció este semestre la universidad, pues es madre soltera y a pesar de que trabaja, debe responder no solo por su hija sino que también por su mamá que así como muchos colombianos se quedó sin empleo a raíz de la pandemia. " La beca para mí es una ventana a estar más cerca de lo que quiero para mi futuro y demostrarle a mi hija con el ejemplo que no existen los sueños imposibles y que aunque cueste todo se puede lograr".

Tatiana, también manifesta que la beca le dió una motivación aún más grande para seguir con su anhelo, pues al venir de una familia rural en dónde el machismo es un tema que cala de forma intensa, ella decidió romper con este estereotipo patriarcal y tomar el rumbo de su vida, es así como decide venir a Bogotá, con una maleta cargada de sueños y una meta clara, ser una profesional, " ser la mejor profesional posible" y se encuentra con una institución de calidad de puertas abiertas que la ha animado a conseguir ese anhelo por el cual dejo su tierra.

Es así como UNIMINUTO y las becas que brinda, son una ayuda para cada alumno que no solo busca mejorar su calidad de vida, sino también demostrar que los sueños por más imposibles que parezcan siempre se pueden lograr y es en ese espíritu de compromiso social que desde el área de promoción socioeconómica todos los días y cada semestre, se busca que más estudiantes puedan acceder a una beca y así continuar con su proyecto de vida.

 

Por:

María José Camargo

Estudiante de Comunicación Social y Periodismo

Octavo semestre